La Vía Verde


Conocemos como la Via Verda el camino que discurre por la antigua vía de ferrocarril, conocida como la Val de Zafán, nombre que se presta de un valle que hay en la salida de la población de La Puebla de Híjar. Desde la Puebla hasta San Carlos de la Rápita tenía que ir el tren que finalmente no pasó de Tortosa.

El rey Alfonso XIII inauguró su construcción un 18 de octubre de 1882. El 31 de julio de 1895 el tren funcionaba hasta Alcañiz. Pero no se hizo nada más hasta el 11 de septiembre de 1923 cuando se retomaron las obras, en 1930 la infraestructura desde Alcañiz a Tortosa estaba terminada en un 60%. Durante la Guerra Civil las tropas franquistas aprovechando los materiales almacenados y los prisioneros de guerra pusieron raíles hasta la estación del Pinell de Brai que les sirvieron para aprovisionar la Batalla del Ebro.

En septiembre de 1942 empezaron a circular los trenes con carácter civil hasta Tortosa. En otoño de 1969 el hundimiento de un túnel entre las estaciones de Prat de Comte y el Pinell sentenciaron la línea que se cerraba en septiembre de 1973.

Hoy este trazado que tardó 60 años en construirse y funcionó durante 30 años, con sus 52 túneles y 8 viaductos hacen las delicias a todos los que circulan, ya sea a pie, en bicicleta o a caballo. Sus paisajes cambiantes y cargados de historia hacen que la mayoría repitan, y es que resulta fácil circular porque a lo largo de sus cien kilómetros el máximo desnivel no supera el 2%.

Comprueba la disponibilidad

La Vía Verde de la Val de Zafran

La vía verde es una ruta turística que transcurre por la antigua vía férrea de la Val de Zafán donde, dado el interés del gobierno de Aragón de tener puerto de mar para explotar sus productos, construyeron un trazado de tren en que estaba proyectada la unión del municipio de la Puebla de Híjar con Tortosa.

baixebre.cat

 

Aquí teniu més informació

Paradas imprescindibles:

Pont de l’Arc, entre Horta de Sant Joan y Bot, se trata del segundo viaducto más grande del Estado construido en piedra, con cierta curvatura y peralte pronunciado.

La Fontcalda, entre Bot y el Pinell de Brai, es un conjunto de edificios que acompañan una ermita, en una zona de fuentes termales. Su ubicación está dentro de un paraje natural de gran belleza y construcciones geológicas casi únicas en el mundo, que destacan por la disposición vertical de los sedimentos.

El río Canaletes, que surca gran parte del camino al lado de la vía, invita a un baño con el buen tiempo.

En la población de Bot, deben visitarse:

Casa Paladella, impresionante casa pairal de las más imponentes de los alrededores con casi 2.000 m2 construidos, sobresaliendo su fachada principal de sillares y su gran portal de acceso.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies